Viaje a Moriah

A journey to Moriah. Rhea Murray con Gary Pool. Banta Pool Publisher, Indiana, 1998, 148 p.

El lento y la mayor parte del tiempo doloroso proceso de reconocimiento y de aceptación de una orientación sexual o identidad de género que difiere de la norma es experimentado tanto por la persona cuya sexualidad o identidad está en juego que por aquellos que lo rodean. Para estos, un mismo proceso de duelo y de transformación comienza. Que tal proceso pueda culminar en la aceptación y comprensión de la persona amada es difícil y complicado, pero no imposible como lo constata la historia de Rhea Murray, madre de un adolescente gay en una pequeña población de los Estados unidos.
Madre de familia, Rhea Murray vivió la pobreza y el maltrato familiar, lo que le permitió identificarse con el sufrimiento de su hijo e ir más allá de las apariencias para enfrentar sus propias dudas y prejuicios. Dudas y prejuicios transmitidos casi endémicamente por la sociedad y la religión.
Aunada a su búsqueda personal de Dios y después de haberse dado cuenta de la homosexualidad de su hijo, Rhea Murray pasará por diversas etapas y pruebas que le harán comprender la complejidad de las relaciones humanas y el valor de la familia y la religión.
En esta viaje Rhea Murray encontrará la incomprensión des sus correligionarios, de sus vecinos e incluso de algunos familiares y amigos. Pero a pesar de las dudas y de la constante presión ella continuara adelante segura de que Dios no la ha dejado y que no le pedirá, como a veces se cree, que escoja entre Él y su hijo. De ahí el título del libre. Viaje a Moriah, el monte sobre el cual Dios había pedido a Abraham sacrificar a su hijo.
Sin ambigüedad, Viaje a Moriah nos deja ver todo el peso que sobre una familia de un pequeño poblado ejerce la diferencia. Afortunadamente, el libro también nos muestra que es posible, no fácil pero posible, sobre pasar todo y enfrentar a todos, sintiendo al lado la presencia y la protección divina.
Por otro lado, este relato también nos permite de vislumbrar las vicisitudes que el Hijo de Rhea Murray afrontó al salir del Closet a una edad temprana.
Como relato transcrito de una serie de grabaciones, después redactadas por un Ghost writer, Viaje a Moriah sufre a veces de repeticiones, de torpezas gramáticas y de cierto melodramatismo y autocomplacencia, pero permanece una buena narración sobre el tema.
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s