Atormentados por la homosexualidad se orientan hacia terapias controvertidas.

Este es un artículo que apareció hace algunos días en el New York Times. Es un artículo que trata de dar una visión positiva del movimiento ex gay. Como era de esperarse, tal visión tiene un sabor agridulce. En el artículo no se grita a viva voz la transformación de la orientación sexual de aquellos que participan en dicho movimiento. Sin embargo, este artículo es eficaz en hacer ver que detrás de cada individuo dentro del movimiento ex gay existe alguien, un creyente, que en el fondo no tiene otro deseo que permanecer en su fe y servir a Dios.

Es peculiar ver que, aunque se hable de fe y de ministerio, en general, los ejemplos que el autor ofrece están más ligados a terapias conductistas y cognitivas, y algunas veces psicoanalíticas, ligadas al mundo secular de la psicología que a la fé o a curaciones milagrosas gracias el poder divino.

Ahora bien, estas intervenciones psicologicas son generalmente percibidas por los profesionales como desuetas en lo que se refiere a cambiar la orientación sexual de los individuos. Sin embargo, pueden ser consideradas “exitosas” como métodos para encuadrar de una manera eficace lo que es exterior a la orientación sexual: estima de si mismo, control del apetito sexual, venir a termino con problemas de abuso sexual, adicción, etc. “Éxitos “que son confundidos con “cambio”, “éxitos” que, en general, todo cristiano debe obtener sea cual sea su orientación sexual (vencer la tentación por ejemplo).

En pocas palabras, los “éxitos” del movimiento ex gay son más del orden de la autocreación de narrativas personales. Es decir, revisar mi historia para buscar, a posteriori, causas de lo que soy e inventarme una narración de mi pasado, mi presente y mi porvenir que incluya el ¿Por qué?, la razón por la cuál soy lo que soy.
Como la “sanidad”, la liberación” de la homosexualidad tarda en llegar o nunca llegará, el movimiento ex gay tiene que inventar estas narrativas de manera a justificar la historia de fracasos dentro de sus rangos. Sino lo hace, siguiendo la optica del movimiento ex gay, se minimiza la premisa de que Dios rechaza la homosexualidad y desea el cambio completo de todo homosexual, lesbiana y tansgénero puesto que si Él lo deseara así, Él debería ser más activo en las “sanidades milagrosas” y estas deberían ser como lo desean los líderes del movimiento “cientos de miles” lo que está lejos de ser verdad. Por lo mismo, la terapia de reparación es un esfuerzo para justificar bíblicamente el fracaso -del movimiento y no de Dios : “la homosexualidad es mi cruz, mi aguijón” .

Atormentados por la homosexualidad se orientan hacia terapias controvertidas.
New York Times, febrero 12 del 2007.

Corey Larsen pasó años escondiendo sus sentimientos que lo atraían hacia otros hombres, al principio negándose a reconocerlos y después orando diariamente para que desaparecieran. Como adolescente in Clearfield Utah, trató de ahuyentar estos pensamientos. Conforme creció, la atracción se hizo más fuerte, al igual que sus convicciones como mormón. Esta contradicción lo atormentaba. Después de mudarse a Manhattan varios años más tarde, permaneció como un respetado líder juvenil de la iglesia de su distrito. Sin embargo, a puerta cerrada, se hundía en el desaliento: «o iba a permanecer en mi iglesia, en la que creo y amo, o iba a escoger la senda distinta que sentía llamaba a mi puerta ».

En Mayo pasado Larsen, 28 años, comenzó a ver a un terapeuta en la ciudad de Jersey, uniéndose a otros a través del país que están haciendo intentos similares para eliminar sus deseos gays a través de una terapia o de un ministerio religioso dedicado a este propósito. La mayoría son presos en las mismas crisis de fe y de identidad buscando una salida a través de un mundo lóbrego de intensas luchas y agendas políticas.

Los esfuerzos de los cristianos conservadores para “curar” la homosexualidad han suscitado nuevas atenciones a causa de la noticia de que el reverendo Ted Haggard, un pastor evangélico despedido de su Megachurch in Colorado a causa de un escándalo sexual gay, pasó tres semanas de intensa terapia para después anunciar que era “completamente heterosexual”.

Aunque la comunidad científica no puede con certeza decir que es lo que determina la orientación sexual – sea la naturaleza o la crianza- la mayor parte de los profesionales de la salud mental rechazan los intentos para erradicar los deseos homosexuales o para cambiar la orientación sexual de un individuo tachándolos de charlatanería potencialmente dañina.

Los defensores de los derechos de los gays dicen que tales esfuerzos sólo añaden combustible para la homofobia. Los expertos en salud mental dicen que no hay prueba que una terapia de reorientación sexual, como comúnmente es llamada, sirva. Mientras tanto –arguyen- el daño que puede ocasionar en la autoestima, provocando la depresión y a veces el suicido es bien documentado. “No existe un verdadero debate al respecto –dice el doctor Jack Drescher, un psiquiatra Newyorkino y antiguo ejecutivo del comité de temáticas gay, lesbianas y bisexuales de la Asociación Americana de Psiquiatría- es como el creacionismo. Se crea la impresión en el público que hay un debate dentro de la profesión cuando no lo hay”.

Sin embargo, estos esfuerzos, comúnmente llamados movimiento ex gay, se han vuelto muy visibles a través del país a causa de la lucha que gira alrededor del matrimonio gay y los escándalos sexuales de la iglesia católica que han puesto, en años recientes, el desgarrador tema de la homosexualidad al frente.

Los esfuerzos por refrenar los deseos homosexuales abarcan todo, desde las consultas seculares, a los acercamientos completamente espirituales. Algunos proclaman que el cambio completo está al alcance de la mano, mientras que otros simplemente ayudan gays y lesbianas a vivir una vida de celibato. Los hombres parecen predominar, pero también hay mujeres que buscan ayuda.

A pesar del escepticismo sobre la posible efectividad de los programas ex gay, no se puede negar las luchas de aquellos involucrados en él.

Entre ellos hay Evangélicos protestantes, Judíos ortodoxos, Mormones, Católicos y otros llevados por profundas convicciones religiosas que van contra las presiones sociales que alientan a aceptar su orientación sexual. No está claro cuánta gente participa en estos programas, pero una organización líder dentro del movimiento, Éxodo internacional, estima que en 2003 tenía 11, 000 dentro de sus ministerios afiliados.

Larsen, un maestro de secundaria en el Bronx a la voz suave creció en un pequeño poblado al norte de Salt Lake City que en aquel tiempo trató de ignorar sus sentimientos por otros muchachos- dijo- fue difícil aceptarlo incluso en mi propia mente o en mis oraciones, yo decía tan sólo ayúdame con esa cosa. Después salió con mujeres por un breve tiempo pero invariablemente rompía con ellas de miedo se dieran cuenta de la verdad. Calló en una profunda depresión. Al principio del año pasado, supo sobre un programa especial durante un fin de semana en Pensilvania dirigido por un grupo secular llamado People can change. Se inscribió inmediatamente. El fin de semana se enfocó en trabajar sus sentimientos de inadecuación en tanto que hombre, lo que Larsen ahora cree es lo que ha conformado sus atracciones hacía otros hombres. Pero tan sólo el hecho de encontrar otros como él- dijo- fue saludable.

Después de esto pidió una consulta con David A. Matheson, uno de los organizadores del fin de semana y un consejero autorizado en la ciudad de Jersey que dirige el centro por el proceso de afirmación del género (Center for Gender Affirming Process). El centro es uno de las muchas organizaciones que existen en la gran área de Nueva York donde gays y lesbianas son más abiertamente aceptados que en muchos otros lugares del país. Los viernes y los sábados en Manhattan, alrededor de 30 hombres y mujeres se reúnen el las oficinas de otro grupo llamado ministerios LIFE— living in Freedom Eternally—, una organización evangélica que existe desde hace algunas décadas y que combina asesoramiento y trabajo con las emociones con aprendizajes bíblicos y oración.

Vineyard Christian Fellowship of Morris Count y comenzó hace dos un programa de estudio bíblico llamado Living Waters que está dirigido hacia las personas que están luchando contra la homosexualidad y otras formas de lo que los evangélicos llaman. El programa, conducido por laicos y teniendo sus reuniones los viernes en la noche, se originó en California.

Los lunes por la tarde, en el lado este de Manhatan, alrededor de doce miembros de la organización pan nacional católica coraje, pasan por un programa de doce pasos que les ayudan a tratar de vivir en castidad.

Para los judíos existe JONAH — Jews Offering New Alternatives to Homosexuality — con base en New Jersey, ofrece soporte en línea , en persona y en grupo para “luchadores” y organiza fines de semana especiales de inmersión que se enfocan en la dinámica familial y la sanidad emocional para personas luchando con lo que ellos llaman “atracción por gente del mismo sexo”. También tienen un grupo de ayuda para parientes de niños gay.

Matheson quien tiene una maestría en asesoramiento y guianza de la Universidad Brighman Young comenzó su práctica a tiempo completo en New Jersey y en 2004 mantiene una lista de alrededor 50 clientes cobrando 240$ por cada sesión de 90 minutos. Matheson entrenado por el psicólogo Joseph Nicolosi, presidente de la NARTH (National Association for Research and Therapy of Homosexuality) una prominente organización secular dentro del movimiento ex-gay.

El énfasis dentro de la terapia de Matheson se centra en ayudar a los hombres – todos sus clientes son hombres- a desarrollar “ la plenitud de género” confrontando cuestiones emocionales y construyendo conexiones saludables con otros hombres. Matheson Cree que esto reduce los deseos homosexuales. “mi terapia sólo utiliza principios terapéuticos normales –dice- terapia cognitiva y centrada en las emociones, enfoques terapéuticos estandarizados con énfasis en la ayudarlos a se sentir más a gusto dentro de su masculinidad”.

Los defensores de los programas de reorientación sexual apuntan un estudio publicado en 2001, del Doctor Robert L. Spitzer un psiquiatra de la universidad de Columbia que entrevistó 200 personas que dicen haber cambiado exitosamente su orientación sexual concluyendo que muchas de estas alegaciones parecen creíbles. Pero después de aguantar una avalancha de críticas de la parte de sus coetáneos quienes dicen que había dado mucha credibilidad a las alegaciones de sus sujetos, muchos de los cuales son lideres de ministerios ex-gay, el DR Spitzer ahora afirma que muchos de los abogados de la reorientación sexual han mal interpretado sus puntos de vista. “Aunque sospecho que ocurre, sospecho que es muy raro- dice -es del orden de 1 por ciento, o del dos por ciento, no creo que sea del 10 por ciento”.

Conversaciones con más de una docena de participantes en el área de Nueva York revela un rango de dislocadas historias y resultados. Algunos mencionan años de lucha con pocos resultados. Otros dicen que sus sentimientos gays han claramente disminuido. Varios insisten que han experimentado un regreso completo a la heterosexualidad. Pero incluso Kevin Dickson, 37, quien dirige el programa Living Waters de la iglesia Vineyard dice que es precavido sobre la promoción del cambio. -Si alguien dice: “Ve a este ministerio y vas a salir de el heterosexual”, pero si no resulta entonces cómo te vas a sentir contigo mismo?- dice Dickson quien era abiertamente gay hasta hace tres años y ahora vive una vida de celibato. El dice que la atracción hacia otros hombres continua , pero que ha grandemente disminuido – he aceptado el hecho que siempre voy a tener tentaciones, ¿Quién no es tentado por algo?- dice. Pero los líderes del ministerio LIFE intrépidamente declaran que la completa “libertad” es posible para cualquiera que se atreva a trabajar al nivel emocional y espiritual.

Robert Schaeffer, 44 , uno de los facilitadores del grupo es un antiguo pastor que pasó varios años teniendo sexo con cientos de hombres secretamente. Después de descubrir que era VIH positivo, divulgó su secreto a su iglesia en Pensilvania y su denominación lo envió a LIFE ministerio. Comenzó salir con una mujer después de dos años y eventualmente se caso con ella. Ahora el proclama ser completamente libre de deseos homosexuales. “Este ministerio- dice- me hizo ver las raíces emocionales de mis deseos homosexuales. Las “no santas” dolorosas reacciones en mis años formativos son realmente lo que tenia que ver para ser libre de esto”.

Pero por cada ostensible historia de éxito , existen muchas otras historia de gente que han concluido que al final de cuentas se estaban engañando a ellos mismos, incluyendo algunos que solían formar parte de los más visibles lideres del movimiento.

Peterson Toscano, 41 años , paso años in ministerios ex-gay incluyendo LIFE , durante los años 1980 y 1990 , eventualmente se casó para tan sólo ver su matrimonio venir se abajo cuando no fue capaz de guardar sus deseos homosexuales en control. Finalmente decidió: “si continuas tratando , no estás engañando a nadie”. Ahora abiertamente gay, Peter toscano Vive en Hartford y asiste les reuniones de un grupo cuáquero gay-friendly y actúa solos cómicos a través del país, incluyendo uno que trata sobre sus experiencias en el movimiento ex gay.

En lo que se refiere as Larsen , se siente positivo en relación a su progreso . Dice que ahora su atracción a hacia otros hombres es solamente ‘notada” en oposición a ‘un fuerte deseo. No me lleva a una mala posición” -dice. Pero significativamente menciona que su meta no es eliminar la atracción hacia otros hombres. Ha llegado a ver sus tentaciones como un ensayo y una oportunidad para crecer. Él cita un versículo del evangelio de Mateo que invita a los seguidores de cristo a tomar su cruz y seguirlo. Para él- dice- el peso a comenzado a aligerarze.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s