Reseña del libro: Extraños a la puerta: ser gay y cristiano en América

MMel White ha pasado toda su vida tratando de agradar al Señor. Cuando niño, llevando a otros a cristo, cuando adulto, como ministro, director de cine, escritor fantasma por ministros cristianos como Pat Robertson y Billy Graham y como esposo y padre de familia. Pero durante todos esos años, Mel White guardaba un secreto que lo carcomía por dentro: Mel White, hijo, padre, esposo y cristiano modelo era homosexual. Para cambiar su orientación sexual, que en aquella época creía 100% pecaminosa, White trató todo lo posible: oración, exorcismo, oración por una sanidad milagrosa, terapia ex gay, electrochoques, enclaustramiento, consultaciones psicológicas, pero nada, el cambio nunca se produjo.

Con el pasado del tiempo y después de reconocer el fracaso y la posición que su situación inflingía en su familia, Mel White aceptará su realidad gay y encontrará a otros que como él han continuado la senda cristiana sin negar su orientación sexual.

Pero no todo será fácil, para poder vivir plenamente, Mel tendrá que salir del closet con sus contratistas cristianos evangélicos fundamentalistas y sus amigos cristianos. Su familia será receptiva y lo acogerá positivamente, sus contratistas se alejarán de él.

La larga carrera dentro del evangelismo proporcionará a Mel la posibilidad de comprender los desafíos y la importancia de la militancia a favor de los gays cristianos. Mel utilizará su experiencia dentro de la derecha cristiana fundamentalista americana y sus técnicas de la militancia pacífica para intentar compensar y abolir la homofobia cristiana excitante dentro de sus rangos.

A los ojos de White, la exacerbación de la homofobia dentro de los círculos evangélicos americanos denota una utilización del miedo como base para construir un mercado de donadores que permita a las grandes empresas mediáticas evangélicas – Dobson, Fallwell, Robertson- de continuar su trabajo. Puesto que ese tipo de evangelismo de masas a través de medios de comunicación como la televisión cuesta demasiado, sobre todo a causa de los salarios estratosféricos que se pagan, estos evangélicos necesitan un continuo flujo de dinero. Y como la realidad lo demuestra, las masas son más fácilmente movidas cuando se tiene un enemigo claro y bien definido; una encarnación de lo diabólico; Si antes era el comunismo lo que movía las donaciones en una base regular, en los ochenta, con la caída de la unión soviética, los homosexuales tomarán este lugar, nos dice White. Desde entonces, evangélicos como Pat Robertson vehicularán toda una serie de prejuicios sin ningún pudor, seguidos por demandas constantes de dinero para combatir a los gays como demuestra claramente en su libro Mel White.

La comparación que White hace de los inicios del nazismo alemán que prometía una limpieza moral con los discursos de los actuales evangélicos fundamentalistas es interesante y bien fundada, sin embargo, es necesario matizarla, no creo que los evangélicos – espero- tengan una agenda oculta, como la tenían los nazis e intenten un genocidio basado en la orientación sexual.


Sin embargo, como muchos estudios de organizaciones como Amnistía intencional y Human Rights watch lo demuestran, la homofobia, a veces mortífera, que existe en los Estados unidos se debe en parte a las iglesias fundamentalistas evangélicas. En ese sentido, el libro de Mel White es un relato efectivo, aunque a veces un poco demasiado melodramático, del camino arduo y doloroso que un gay nacido en el evangelio dentro del cinturón de la Biblia americano, como Mel white, ha atravesado. Un gay evangélico que a pesar de todo se sentirá “suertudo” puesto que otros como él, cometerán actos teribles contra si mismos (suicido, castración) tratando de librarse de su orientación sexual que ellos perciben como contraria a la voluntad divina .
Con el paso del tiempo, Mel white fundará un organismo dedicado a combatir la homofobia cristiana por medio de la resistancia pacífica. Se trata del organismo Soulforce.
Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s