Romanos 1: 18-32 (1)

Este pasaje toca el dilema entre literalismo y la lectura histórico contextual de la Biblia.

El meollo del asunto es ver si se trata de una condenación de la homosexualidad como antinatural según nuestra definición del término o si se trata de una condenación ligada a un acto concreto; a un tipo espécifico de conducta homosexual.

Mientras que para las listas de vicios en 1 de Corintios y 1 de Timoteo el problema estriba en la dificultad de traducir un concepto mal comprendido en la actualidad y poco utilizado en la antiguedad -Arsenokoitai-. El pasaje de Romanos nos enfrenta a una problema contextual: podemos verlo como una condenación de la Homosexualidad (según nuestro concepto actual de orientación sexual). Y si es así, entonces sería el único a realmente hacerlo sin lugar a dudas, es decir sin referirse a un acto ritual o secular bien delimitado. Lo que nos dejaría con otro problema: Como cristianos -debería decir evangélicos- nunca basamos nuestras creencias en un solo pasaje o versículo bíblico, sino en la certitud que la repetición de X o Y punto teológico a lo largo de la Bibla nos da amplio “permiso” para establecer una “artículo de fe”, como lo son el bautizo y la salvación por fe. ¿Qué hacer si sólo un pasajé en el Nuevo Testamento condena la orientación homosexual? Lo mismo que con el uso del velo en la iglesia (para las mujeres), el pelo para los hombres o las mujeres y el ministerio de la mujeres: lo dejamos a la discreción de cada iglesia, pero no lo consideramos como una base teológica de nuestra fe. En pocas palabras : la creencia en que la homosexualidad es un pecado sería “opcional” y en las manos de cada denominación.

Otro punto de vista podría ser echar un vistazo a las interpretaciones que a lo largo de los siglos se le ha dado a este pasaje; si existe una constante, esta, se podría argüir, es la verdad, o lo más próximo que tenemos de una verdad. Pero desgraciadamente no es el caso, este pasaje, lo creamos o no, no ha sido interpretado como una condenación de la homosexualidad o del lesbianismo a lor largo de la historia del cristianismo. Éste ha sido usado para condenar la felación, el sexo anal heterosexual, posiciones sexuales otras que la posición del misionero, hacer el amor con una mujer embarazada o menstruando etc.

Como lo dice bien Jeramy Townsley: “aparte de la complejidad estructural de este pasaje, hay una incertitud en el significado de ciertas frases de este texto”.

Leído de manera simple y literal el pasaje no nos deja duda en su aparente condenación de la homosexualidad. Pero un pasaje tan importante merece una análisis más profundo para comprender su verdadero alcanze: y si se trata de una condenación de la homosexualidad, entonces debemos seguirla. Pero, al menos en mi caso, no voy a basar ni mi fe, ni mi relación con Dios; ni voy a reprimir lo que soy después de una lectura literal de un sólo pasaje bíblico, como no lo he hecho por ningún sermón emotivo (o manipulador emotivamente) que alguno de los miles de pastores bien intencionados, pero terriblemente mal informados, que abundan en el medio evangélico haya dicho o vaya a decir.

Y del mismo modo, no me dejo convencer por interprétaciones progays que caen en el mismo error que ciertas lecturas anti gays al interpretar según una visión contemporánea estos pasajes bíblicos haciendo ver a la Biblia como un manifiesto progay.

Pero comenzemos leyendo el pasaje para después analizarlo a la luz de toda la epistola: ¿Cuál era la intención de Pablo al escribirla? Después analizaremos el significado de ciertas palabras griegas claves para continuar con el debate sobre si este pasaje habla o no de las lesbianas y por último expondremos dos posibilidades de interpretación.

Romanos 1: 18-32, versión Reina Valera Antigua:

Porque manifiesta es la ira de Dios del cielo contra toda impiedad é injusticia de los hombres, que detienen la verdad con injusticia: Porque lo que de Dios se conoce, á ellos es manifiesto; porque Dios se lo manifestó. Porque las cosas invisibles de él, su eterna potencia y divinidad, se echan de ver desde la creación del mundo, siendo entendidas por las cosas que son hechas; de modo que son inexcusables:
Porque habiendo conocido á Dios, no le glorificaron como á Dios, ni dieron gracias; antes se desvanecieron en sus discursos, y el necio corazón de ellos fué entenebrecido. Diciéndose ser sabios, se hicieron fatuos, Y trocaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, y de aves, y de animales de cuatro pies, y de serpientes. Por lo cual también Dios los entregó á inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de suerte que contaminaron sus cuerpos entre sí mismos: Los cuales mudaron la verdad de Dios en mentira, honrando y sirviendo á las criaturas antes que al Criador, el cual es bendito por los siglos. Amén. Por esto Dios los entregó á afectos vergonzosos; pues aun sus mujeres mudaron el natural uso en el uso que es contra naturaleza: Y del mismo modo también los hombres, dejando el uso natural de las mujeres, se encendieron en sus concupiscencias los unos con los otros, cometiendo cosas nefandas hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la recompensa que convino á su extravío. Y como á ellos no les pareció tener á Dios en su noticia, Dios los entregó á una mente depravada, para hacer lo que no conviene, Estando atestados de toda iniquidad, de fornicación, de malicia, de avaricia, de maldad; llenos de envidia, de homicidios, de contiendas, de engaños, de malignidades; Murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes á los padres, Necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia: Que habiendo entendido el juicio de Dios que los que hacen tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, más aún consienten á los que las hacen.

El contexto de la épistola

Hay que tomar en cuenta que Pablo escribió esta epístola con un propósito particular ¿Cual es este? Pablo escribió esta epistola alrededor del año 60 después de Jesucristo desde Corintio. Hasta ese momento, Pablo no había podido ir a Roma. La iglesia cristiana de Roma estaba formado por cristianos de origen judío y de origen gentíl. Como todos sabemos al leer los hechos de los apostoles, el dilema entre la universalidad del cristianismo y el cristianismo como una rama del judaismo era un tema crucial en este época. Sin exagerar, el futuro del cristianismo dependía de éste.

En Romanos, Pablo expone y justifica la universalidad del cristianismo (Cristo para todos Judíos y Gentiles). Conociendo las querellas existentes entre los partidarios de estos polos del cristianismo, Pablo redacta todo un discurso para convencer tanto a unos como otros de la necesidad de la salvación en Cristo; Nadie es mayor que el otro ni por nacimiento, ni por obras. Lo que nos unifica es la gracia de Cristo.

Primeramente, Pablo aborda el mundo gentil pagano demostrando como este tiene necesidad de la salvación en Cristo. Después aborda el mundo judío el cual, a pesar de la promesa dada por Dios, también necesita a Cristo. En ese sentido, tanto judíos como gentiles somos muertos al pecado y no estamos más bajo la ley sino que ahora somos justificados y revividos en Cristo. El pasage que nos ocupa debe analizarse bajo esta luz : Pablo trata de convencer a los judíos de “dejar entrar” a los gentiles dentro del seno del cristianismo sin pasar por los ritos judíos. Es comprehensible que los Judíos fueran reacios a esto : después de siglos de séparación y después de siglos de tratar al gentil pagano como sinónimo de las más terribles bajezas e imundicias posibles por el ser humano (¿no les recuerda esto a otro grupo que es inmediatamente identificado por los cristianos como lo peor de la raza humana?) no era fácil para Pablo hacer comprender a los judíos que Dios no hace acepción de personas, esta idea era ajena al pensamiento Judío basado en la segregación y su superioridad a los ojos divinos.

Pablo, como fariseo y como Romano, sabía en qué contexto el judió colocaba al gentil pagano y sabía que tenía que romper con esta imagen para hacer comprender al judió de la universalidad del evangelio.

Otro problema era : ¿Cómo hacer que el judío acepte esta universalidad y la “buena nueva” de la ruptura del yugo de la ley, sin que esto destrozé su fé?; Decir a alguien que lo que tu pueblo ha hecho durante siglos ahora es vano no es fácil y por consecuencia crea una serie de defensas mentales : No, no pueden quitarme lo que creo! No no pueden decirme que lo que creía hasta ahora ya no es válido! No, no es posible que este grupo tenga el mismo acceso a Dios que yo; para Dios yo soy el verdadero y único grupo privilegiado, todos tienen que hacer y ser como yo para ganar la gracia divina! (De nuevo, no les hace esto acordarse de algo). Ver hechos 15.

Pablo tenía que ser inteligente para no ofender a los cristianos judíos, tenía primero que convencerlos que estaba de su lado. Leyendo los hechos de los apostoles, podemos ver cómo Pablo utilizaba diferentes estratégias para hacer pasar su mensaje. Por ejemplo, en hechos capitulo17 del versículo18 en adelante Pablo hace todo un discurso frente a un grupo de filósofos y explica a estos la fé en Jesús utilizando un estilo apto a la filosofía griega (epicurios y estoicos) las cuales Pablo, como ciudadano romano instruido, seguramente conocía. Otro momento se encuentra en hechos 21 del 15-40 en el cual Pablo, sabiendo que ya se había corrido la voz de su predicación “contra la ley de Moises”, entra a Jerusalem y se rapa la cabeza como signo de alguien que guarda la ley judía para de esta manera poder predicar el evangelio sin ser atacado.

El pasaje contra los paganos

Pablo en la epístola a los Romanos comienza (después de los saludos normales) con el tema de la caída de los gentiles paganos. Sabiendo cuales son las cuerdas a tocar para convencer a los lectores judíos, Pablo hace todo un retrato nefasto del paganismo gentil que incluye actos homosexuales e idolatría. Es como si Pablo dijera a los lectores judíos: estoy de acuerdo con la imagen decadente que ustedes tienen de los gentiles. Para el final de esta primera parte, es seguro que los lectores judíos aprobaban todo lo que decía Pablo puesto que la idolatría pagana y ciertas conductas homosexuales masculinas ligadas a ritos idólatricos eran comunes en esta ciudad.

Pero cuando menos se lo esperaban, Pablo reinvierte la situación diciendo en Romanos 2 :1-16 :

Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, cuaquiera que juzgas: porque en lo que juzgas á otro, te condenas á ti mismo; porque lo mismo haces, tú que juzgas. Mas sabemos que el juicio de Dios es según verdad contra los que hacen tales cosas ¿Y piensas esto, oh hombre, que juzgas á los que hacen tales cosas, y haces las mismas, que tú escaparás del juicio de Dios.? ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, y ignorando que su benignidad te guía á arrepentimiento? Mas por tu dureza, y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la manifestación del justo juicio de Dios; El cual pagará á cada uno conforme á sus obras: A los que perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, la vida eterna. Mas á los que son contenciosos, y no obedecen á la verdad, antes obedecen á la injusticia, enojo é ira; Tribulación y angustia sobre toda persona humana que obra lo malo, el Judío primeramente, y también el Griego. Mas gloria y honra y paz á cualquiera que obra el bien, al Judío primeramente, y también al Griego. Porque no hay acepción de personas para con Dios.

Pablo les dice en pocas palabras : Judío, tú también tienes cola que te pisen! tú también necesitas a Cristo, tú también eres pecador! Cómo leer el pasaje sobre el paganismo cristiano y actos homosexuales Ahora bien, el problema que nos ocupa es ¿qué hacer con la exposición de Pablo sobre el paganismo gentil y sus vínculos con actos homosexuales? ¿Es este pasajé un “ensayo” sobre las causas de la homosexualidad o sobre el punto de vista de Pablo sobre la homosexualidad ? Y si no, ¿qué debemos aprender de este? : no podemos negar que no nos muestra una visión positiva del acto sexual entre persona del mismo sexo.

Para poder contestar a esto tenemos que ver en qué momentos y sobre bajo qué circunstancias Pablo escribe sobre la sexualidad humana en sus epístolas. Claramente, Pablo no escribió Romanos para decirnos su punto de vista sobre la homosexualidad, sin embargo podemos sacar algunas conclusiones de este a la luz de los otros momentos en los que Pablo se refiere a la sexualidad humana.

Segunda parte

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    Me gusta

  2. Anónimo dice:

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    Me gusta

  3. Anónimo dice:

    Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s