El triste y sucio gay

Recuerdo cuando trabajaba y vivía a unos minutos del “Village” (la zona gay de Montreal). Como el trabajo no me quedaba muy lejos de donde vivía en ese momento, la mayor parte del tiempo caminaba para llegar a él. Para hacer esto cruzaba toda la artería principal del “village” y llegaba al comienzo de una zona pobre de la ciudad. Cuando, dirigiendome al trabajo, veía a través de una vitrina algún individuo solitario bebiendo cerveza a esas horas tempranas en un bar gay, siempre me acordaba de mis primeras lecturas sobre el movimiento exgay, particularmente cuando se hablaba del triste espectáculo de un gay en un bar ansioso de amistad y de amor, solitario y en completa soledad. “Bien- me decía en esos momentos- he aquí un cuadro que bien entraría en este estereotipo”.

telechargement-15Volviendo a mi marcha cotidiana hacia mi trabajo, mi trayectoria pasaba por ciertos bares y situaciones igual de tristes y desoladores como el espectáculo del gay solitario con un tarro de cerveza en la mano temprano en la mañana, pero esta vez con heterosexuales como protagonistas. Por ejemplo, cada día pasaba frente de un bar hétérosexual abierto todo el día y toda la noche, en el cual las meseras llevan los senos desnudos. El espectáculo de esas mujeres nada atractivas que tenían que estar ahí por no sé que razones (posiblemente habría algunas de entre ellas por las cuales era una opción, pero evidentemente, la mayoría preferirían no estar ahí; muchas estaban ahí por no tener otra otra salida), era desolador y deprimente. Al igual que las chicas sucias y desesperadas que buscaban un cliente sexual para poder obtener el dinero suficiente para dograrse de nuevo. “¿Quien en su sano juicio – pensaba se excitaría con una chica así”.

Al entrar al trabajo, varios de mis compañeros, eran individuos de ambos sexos y de varias orientaciones sexuales que por caracer de medios educativos o por problemas personales (drogas, alcoholismo, problemas psycológicos, etc.) tenían que trabajar por un salario mínimo y en condiciones díficiles toda su vida (habíamos también immigrantes que esperaban la residencia en el pais para poder buscar un trabajo mejor y jóvenes quebequences que, como yo, estabamos pasando un tiempo mientras comenzaban las clases de otoño).

Esa vida heterosexual triste, en la cual pobreza y falta de medios (sociales e interpersonales) se mezclan para “crear ” una serie de individuos cuya vida se centra y se reduce a trabajar -la mayoría del tiempo para comer solamente- y después de ahí al bar o a la búsqueda de un entretenimeitno enajentante- es frecuente entre los heterosexuales también, pero no es utilizada para definir la heterosexualidad; El sentido común no hace comprender que hay una diferencia entre lo que estos individuos viven, sus carencias personales, su falta de recursos psycológicos, materiales y educativos y su orientación sexual, lo que no es el caso con el homosexual, bisexual, travesti o transexual, por los cuales, cada gesto -no importa lo aislado, o socioculturalmente delimitado que este sea-, se convierte en parte de su escencia, se convierte en algo que los define como grupo, como entidad, sobre todo sí es negativo.

Causa o resultado

El homosexual vive y ha vivido muchas situaciones que pueden y han parecido parte intrinseca de ellos: Promiscuidad, soledad, immadurez emocional, etc. No podemos negar esta realidad. Pero muchos de estos aspectos han sido causados por el contexto sociocultural y no son partes de la realidad que explica y define la homosexualidad; Si se te obliga a vivir aislado, oculto, sintiendo miedo o asco de ti mismo, es obvio que no vas a vivir una vida sana, no porque no seas capaz de hacerlo, sino por que no se te permite hacerlo o no se te dan los medios ni los parámetros sociales par hacerlo.

Hoy en muchos paises como Canadá, los jovenes gays tienen la posibilidad de encontrar modelos realistas y positivos de ellos mismos. Lo que no era el caso en el pasado. Estos jóvenes no han vivido en sociedades donde su orientación sexual era un crimen o una enfermedad y han aprendido ha sentirse bien con lo que son, y sus problemas personales, el éxito – fracaso- de su desarrollo social, personaly económico, no define que así mismos en tanto que sere humanos en un momento dado en una época dada.

Hacer la diferencia entre los obstáculos y problemas – sociales, interpersonales y psycológicos -que una minoría encuentra en su camino en un momento dado de la historia y lo que es una parte intrinseca de ellos no ha sido fácil.

Si vemos por ejemplo la pelicula : El Nacimiento de una nación (The Birth of a Nation), película central en la historia de este arte, pero que por obvias y certeras razones ha sido catalogada como racista, veremos una escena en la que el senado o la cámara de diputados americana recientemente elegida, depués de la primera vez que los esclavos son libres y pueden votar, está formada de negros que parecen no sercapaces de gobernar al país porque no es su escencia como raza. Según la película, la escencia de éstos sería la ignorancia y la maldad – no por nada el “malo” de la película es origenafroamericano. El director David W. Griffith sugiere en su película que sería necesario para que una gran nación nazca – de ahi el título- que los “negros” sean sometidos y dominados por el blanco. Obviamente, la situación presentada por la película como parte de la escencia de los afroamericanos -ignorancia, indisciplina, corrupción-, no es la esencia de estos, sino el resultado de siglos de esclavitud, sin derecho a estudiar, ni a leer, ni a desarrolarse, a causa de la esclavitud. En esto la película confundae el résultado de siglos de exclavitud en el seno de un grupo- los afroamericanos- con la escencia de este.

¿Lo masculino o lo homosexual?

Siendo más precisos, hay una variedad de aspectos que son parte de lo que define al género masculino- su esencia- que han sido atachados a la homosexualidad. Como todos sabemos, la homosexualidad se explica siempre en términos de la homosexualidad masculina y no de la homosexualidad en general. La explicación del lesbianismo viene después y es simplemente el negativo de todo lo que se ha dicho sobre el homosexual masculino.

Otro aspecto, si comparamos las parejas y su durabilidad, tenemos que las parejas entre dos hombres son las menos durareras, un poco más durares sonen la actualidad las parejas heterosexuales, pero las parejas homosexuales femeninas son las más durareras!(Cuantos correos voy a recibir por decir esta blasfemia!).

La promiscuidad “gay” es de hecho el producto de las características del género masculino. Pon dos hombres juntos y no tendrán ningún empacho en dejarse llevar por sus hormonas porque no tienen ninguna atadura sociocultural o biológica para no hacerlo. Las mujeres, por el otro lado, no tienen el mismo nivel de testosterona y tienen, según los expertos, como instinto – para la conservación de la especie- a ser mas estables sexual y afectivamente puesto que son ellas son: 1) las que van a gestar durante 9 meses, 2) las que van encargarse en una gran parte del cuidado de un individuo – el bebe- cuya mudurez biologica es lenta (nuestra especie es una de las más lentas para madurar, 3) tienen un numéro de óvulos preestablecidos que deben ser cuidados y valorizados mientras que el esperma en el hombre se regenera constantemente incluso en una edad cuando la mujer ya no es fértil y 4) sufren de una gran presión social para ser menos activas sexualmente.

Hace poco supe de un estudio científico realizado en un país de occidente (donde las mujeres son sexualmente libres de hacer lo que quieran puesto que la idea de la virginidad no es que una historia del pasado). En este estudio se contrató dos individuos un joven y una joven atractivos y se les pidió que, a quemaropa, en un campus universitario, se acercaran al azar a los estudiantes del sexo opuesto haciendoles creer que estaban dispuestos a tener relaciones sexuales con ellos, así sin más. La chica recibió muchas respuestas afirmativas (chicos que aceptaban acostarse con ella) pero el joven realmente muy pocas (recuérdese que el ejercicio se realizó en un país donde la idea de la virginidad es un mito y donde la mujer es igual al hombre en todo aspecto). Resultado del estudio: las mujeres continuan siendo más selectivas antes de escoger una pareja sexual por las razones que ya mencioné, mientras que los hombres saltan a la primer a ocasión.

Es obvio entonces que la promiscuidad sea más frecuente entre dos hombres que entre dos mujeres o que entre un hombre y una mujer; lo mismo por la pornografia, la prostitución, la publicidad sexista que giran entorno del deseo sexual del hombre. En ese sentido la vida sucia del gay (hombre o mujer) se explica, no porque sea su escencia sino más bien porque es la esencia del généro masculino y se ha tomado una parte -la parte que toca el genero masculino- para explicar el todo.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Que tal amigo(me permito llamarte asi disculpa)no puedo mas que admirarte,como lo dices,eres una minoria dentro de otra…yo tambien soy parte de un grupo reducido,aunque en el extremo completamente opuesto,no me permito hablar sobre dios dadas mis convicciones y por respeto a los demas,pero puedo hablar de ti como persona y decirte que descubrir una identidad unica,hacerte valer como individuo,no permitir que la consiencia colectiva te afecte en busca de tu propia verdad te convierte en un amigo mio…asi seamos tan diferentes,buscamos lo mismola paz…pero empesando desde nuestro interiorsuerte vas por buen camino para encontrarte con dios,con el que esta dentro de cada uno de nosotroslo demas…es lo de menos

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s