Matrimonio Bíblico Revelado (traducción)

Una nueva traducción de un texto publicado en el sitio web de la Prensa Bautista Asociada (ABP), sobre el matrimonio en tiempos bíblicos. Un buen texto en inglés para comenzar el diálogo.

Matrimonio Bíblico revelado (traducción)

Por Miguel de La Torre
Traducción Alejandro Labonne de un artículo que fuera publicado en Baptist News Global en febrero 12 2013.

Muchos cristianos contemporáneos hablan del matrimonio bíblico tradicional, pero a decir verdad el matrimonio tradicional no es un concepto bíblico. De hecho, sería muy difícil encontrar un cristiano moderno que cumpla en la práctica el verdadero matrimonio bíblico, pues éste significa que el hombre es dueño de la mujer y que esta existe por su placer sexual. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

A través del matrimonio, una mujer se convertía en una propiedad y su cuerpo en la posesión de su reciente esposo. Como cabeza de la familia, el hombre (normalmente entre la edad de 18 a 24 años) tenía derechos casi ilimitados sobre la esposa y los hijos. Una mujer podía convertirse en la posesión de un hombre en el momento en que llegaba a la pubertad (normalmente entre los 11 y 13 años) esto es, cuando era físicamente capaz de tener hijos. En nuestros días a este tipo de situaciones las llamamos estupro. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

El modelo bíblico por las relaciones sexuales incluye también el de adultos llevando niñas a sus recámaras, como el rey David en 1 reyes 1:1-3. A través del texto hebreo es un hecho que las mujeres (y los niños) son la posesión del hombre, el texto no considera ni se concentra realmente en la el estatuto de la mujer, sino que su identidad es formada en correlación a su relación sexual con el hombre: hija virgen, novia, mujer casada, esposa estéril o viuda. Su identidad y su valor, creados a la imagen de Dios, era el de subordinarse a las necesidades y deseos del Hombre. Como un Bien, las mujeres eran frecuentemente equiparadas a una casa o al ganado (Dt 20: 5), como lo demuestra el ultimo mandamiento: No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo (Ex. 20:17). y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Debido a que la mujer estaba excluida al sometimiento de dicho mandamiento, como lo eran una casa, un esclavo o un burro, era reducida al estatuto de un objeto; tan sólo otra pieza de propiedad del hombre y por lo tanto no debía ser el objeto de la codicia de otro hombre. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Existen muchas razones por las cuales la Biblia no debe ser literalmente un punto de partida o una guía para el matrimonio moderno. Puesto que la comprensión bíblica del propósito del matrimonio era el da la reproducción, el matrimonio podía ser disuelto por el hombre si la esposa fallaba en producir descendencia. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

A parte de la reproducción, el matrimonio, en el marco del patriarcado, servía también propósitos políticos y económicos. El matrimonio en la antigüedad se centraba en codificar responsabilidades económicas y obligaciones. Poca atención se pone a lo que la pareja sienta uno hacia el otro. Las esposas se escogían de buenas familias, no sólo para asegurar la legitimidad de los hijos del esposo, sino para confirmar la fuerza política y económica de la alianza entre familias, clanes, tribus y reinos. Para asegurar que la descendencia fuera legítima, la mujer era delimitada a un solo cónyuge sexual, su esposo. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Los matrimonios bíblicos eran endogámicos, es decir que ocurrían al interior de la misma familia o clan, al contrario del matrimonio moderno occidental que es exógamo, en el cual las uniones ocurren entre extraños. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Miguel de La Torre

Los hombres podían tener el número de parejas sexuales que pudieran permitirse el lujo de tener. Los grandes patriarcas de la fe, Abraham, Isaac, Jacob, Judá, tuvieron múltiples esposas y/o concubinas y se deleitaron ocasionalmente con prostitutas (Gen. 38:15). El rey Salomón se dice haber tenido mas de 700 esposas de sangre real y 300 concubinas (1 Kings 11:3). El libro de Levítico, da instrucciones al hombre que deseaba tener un harem, imponiendo una sola restricción: no poseer su propia hermana (Lev. 18:18). y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

En la Biblia hebrea es claro que el hombre podía tener múltiples parejas sexuales. Una mujer, al contrario se limitaba a un solo compañero sexual que se enseñoreaba sobre ella, a menos que se tratara por supuesto de una prostituta. El matrimonio bíblico era considerado válido sólo si la novia era virgen. Si no era el caso, debería ser ejecutada (Dt. 22:13-21). El matrimonio podía realizarse solamente si los dos eran creyentes (Esdras 9:12). Y si el esposo moría antes de tener hijos, el hermano debía casarse con la viuda, si éste se negaba tenía que descalzarse de una de sus sandalias, ser escupido por la viuda y cambiar su nombre por el de Casa del descalzo (Dt. 25:5-10). y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Por mucho que no queramos admitirlo, el matrimonio es una institución que se transforma; una construcción social que ha ido cambiando por lo mejor desde tiempos bíblicos. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Aquellos que reclaman que el modelo bíblico del matrimonio es el de un hombre y una mujer, aparentemente no han leído la Biblia ni examinado las bien documentadas fuentes que describen la vida en la antigüedad. Lo más pronto nos alejemos del mito y del supuesto matrimonio bíblico tradicional, estaremos mejor preparados para discutir lo que constituye una familia en el siglo 21. y una mujer unidos por la vida aparentemente no han leído la Biblia.

Miguel De La Torre es profesor de ética social y de estudios Latinos en la Escuela de Teología Iliff en Denver y ha sido ordenado Ministro bautista

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s