¿Está John Paulk dispuesto a renunciar a su evangelio ex-gay? ¿Y está la comunidad LGBTQ preparada para darle la bienvenida?

Por Byron Beck, PQ mensual
Traduction Alejandro Labonne

Es una tarde en el bar Eagle Portland, un conocido bar que organiza cada mes una fiesta: Maricón, el primer sábado de cada mes. Maricón  muy popular y atrae un gran número de Queers. Esa noche también atrajo John Paulk, un pequeño, regordete y perpetuamente bronceado individuo de 50 años propietario y jefe cocinero de Mezzaluna Catering.
El sitio Web de la compañía de Paulk menciona que entre sus clientes se encuentran numerosos políticos, líderes locales y agencias sin fines lucrativos ligadas estrechamente con la comunidad LGBT así que quizá el más poderosos hombre Gay en Oregón, Terry Bean. Dicho sitio Web olvida mencionar que Paulk es quizá el más reconocible miembro del movimiento Exgay y durante muchos años fue el modelo publicitario de la terapia de reconversión, también conocida como terapia reparativa; tratamientos seudocientíficos que buscan cambiar la orientación sexual de homosexual a heterosexual.
Paulk fue el modelo publicitario de dicho movimiento hasta que fue visto en un bar gay en Washington D.C. el 19 de Septiembre 2000 por Wayne Besen de Truth Wins Out, (la verdad triunfa). En ese entonces Paulk era el fundador y líder del ministerio Love Won Out (el Amor triunfará), así como el presidente del consejo de administración de Exodus Internacional, organización que ofrece: “la libertad de la homosexualidad a través del poder de Jesucristo.”
Nota de traductor.
Después de que fue sacado del armario -cuando se le descrubio en un bar gay a pesar de sus publicidades  en las cuales él decía haber sido curado de su homosexualidad- por Wayne Besen. (Puede verse un video en mi sitio web aquí) su liderazgo dentro del sitio movimiento se redujo, aunque su esposa, una “Ex lesbiana” es, hasta el día de hoy, es una estrella dentro del movimiento.

CONFRONTACIÓN

Stephen Cassell, militante gay y experto en relaciones publicas fue ono de los primeros en detectar Paulk durante la fiesta Maricón en el bar y no iba dejar pasar esta oportunidad de hablar con dicho exgay modelo.
“El trabajo que Paul ha hecho es exactamente el tipo de trabajo contra el que he luchado toda mi vida adulta”, dijo Cassell al PQ mensual. “Cuando vi que John estaba en conflicto. Decidí que no podía dejar que mis sentimientos me delataran. Me acerqué a él y le pregunté si le importaría tener una discusión dura conmigo”.
Los dos charlaron y Cassell le preguntó si había llegado salido públicamente como gay y en contra de su trabajo con el movimiento ex-gay. Según Cassell, Paulk dijo que no podía hacerlo a causa de su “relación con sus hijos.”
“Le dije que al no decir nada estaba validando el trabajo que su esposa hace en contra de nuestra comunidad”, le recordó Cassell. “Luego me ofreció una disculpa por el daño y dolor causados.
Roey Thorpe, ex director de Basic Rights Oregon (BRO) y un líder en el movimiento nacional de derechos LGBT a través de su trabajo con la Federación Instituto Igualdad, está familiarizado con el trabajo y las palabras de Paulk. Ella lo escuchó por primera vez Portland en junio de 2003, durante una gira de Love Won Out.
“Estaba no solamente dirigida hacia las personas LGBT diciéndoles que podían ser curados a través del cristianismo, sino también a nuestras familias, diciéndoles que la aceptación no es lo más amoroso a hacer, al contrario diciéndoles de forzar las personas LGBT a que se arrepientan y cambien”, dijo Thorpe. Ella y BRO crearon una conferencia alternativa llamada el Amor Recibe a Todos, dirigida a los heridos por el movimiento ex-gay.
Thorpe se preocupa de que Paulk esté actualmente llevando a cabo trabajo de restauración dentro de la comunidad LGBTQ de Portland sin revelar su pasado. Ella cree que las personas tienen derecho a saber sobre sus antecedentes.
“John Paulk no es sólo un hombre en conflicto que no ha sido capaz de reconciliar su sexualidad con su fe – todos somos simpatizantes de eso y muchos de nosotros hemos tenido que luchar por lo mismo. Esto es diferente “, dijo Thorpe. “Miles de jóvenes se han visto obligados a entrar dentro de programas de conversión religiosa, avergonzándoles y haciéndoles creer que son pecadores. Las familias han sido alentadas a rechazar sus hijos, los cuales terminan en las calles o se suicidan. Otros viven en silencio, llenos de vergüenza. Así es como la familia Paulk ha ganado su vida. Tengo amigos queridos que han pasado por el infierno y aún están desterrados de sus familias a causa de John Paulk. Es importante que la gente sepa con quien están haciendo negocios”.
Michael Sorensen, director de desarrollo de Cascade AIDS Project (CAP), se enteró de Paulk a través de amigos que trabajaban para él como servidores y camareros. Sorensen dijo que estaba al tanto del trabajo de Paulk en el movimiento ex-gay y a lo que Paulk se refiere como sus propios esfuerzos de auto- referencia
“Lo entrevisté por teléfono y por correo electrónico”, recordó Sorensen. “He hablado con otros que lo habían usado.” Sorensen contrató Paulk para un evento pero CAP lo canceló debido a la presión de la comunidad.
Cuando se le preguntó si pensaba que la comunidad LGBTQ tiene derecho a saber sobre el pasado de Paulk, Sorensen respondió: “Creo que la gente tiene derecho a trabajar”.

HACIENDO NEGOCIOS

Paulk inició Mezzaluna en 2005, poco después de que él y su familia se mudaran a Oregón, como jefe cocinero y en pocos años se convirtió en restauración para eventos más grandes. “Honestamente me gusta la restauración para eventos a fines no lucrativos” Dice Paulk, “Soy un apasionado de causas y de ayuda a la comunidad. Me entusiasmo por las pasiones de mis clientes y me gusta hacerlos sentir que los apoyo y los represento bien”.
Una de las organizaciones no lucrativas que Mezzaluna ha servido es Our House (Nuestra Casa), que proporciona atención médica, vivienda y otros servicios vitales a las personas de bajos ingresos que viven con el VIH / SIDA. El año pasado Paulk fue el famoso chef para dos series de la cena populares para este organismo.
“Agradecemos la confianza que John demostró cuando ofreció su tiempo y sus servicios… para Our House cenas de 2012-13”, dijo James Lindqust, Our House director adjunto de desarrollo. Una de esas cenas fue por una pareja de varios años de Gary Nelson y Minh Tran. La pareja no tenía conocimiento de la participación de Paulk en el movimiento ex-gay hasta 24 horas antes de la cena – era demasiado tarde para cambiar el servicio de catering, según Tran.
“Lo mantuvimos en secreto”, dijo Tran. “No teníamos más remedio que trabajar con él.”

AJUSTE DE CUENTAS

Wayne Besen no puede quedarse callado y guardar el silencio acerca de John Paulk. Besen, El fundador de Truth Won Out (Verdad triunfará), quien trabaja activamente en contra del movimiento ex-gay, dijo que la larga carrera de Paulk en el activismo anti-gay comenzó en 1992, durante sus apariciones en las películas de propaganda “La Agenda Gay” y “derechos de los homosexuales, derechos especiales” que retrataban a las personas LGBTQ como enfermos mentales que sólo tenían como propósito la propagación de enfermedades : elementos subversivos empeñados en socavar la sociedad y abusar de los niños.
Según Besen, la posición de Paulk en el movimiento ex-gay lo puso bajo la luz de los reflectores, apareciendo en “Oprah”, “60 Minutos”, y “Good Morning America”.
“John fue citado en casi todos los principales periódicos de Estados Unidos”, dijo Besen. “No es exagerado decir que la ubicuidad de [sus] esfuerzos en los medios de comunicación aseguraron que la gran mayoría de los estadounidenses se sometieran al testimonio de que había Paulk alejado su homosexualidad gracias a la oración ”
Como Besen lo ve, el impacto de Paulk en este campo sólo creció con su ascensión dentro de Focus on the family (Enfoque en la Familia), donde ayudó a formar Love Wont Out, programa nacional ex-gay.
“En las ostentosas apariciones de Love Won Out, Paulk presentaba – cobrando – una visión  que ofrecía falsas esperanzas y sanidad a padres cristianos desesperados y vulnerables aterrorizados y confundidos cuando sus hijos salían del armario”, dijo Besen, que asistió a varios de estos eventos. “La parte más conmovedora de estos eventos era cuando estos padres eran culpados de convertir a sus hijos en gays, o que se les dijera falsamente que la homosexualidad de sus hijos era el resultado de abuso sexual.”
En una carta dirigida a Paulk, Besen delineó una serie de pasos clave que piensa Paulk tiene que tomar a nivel local para iniciar y a compensar sus acciones anteriores contra la comunidad LGBTQ. Estos incluyen : renunciar a Portland Fellowship, una organización local “ex-gay” afiliada Éxodo, ir de gira con otros activistas LGBT para demostrar que ha llegado al punto de partida-, y apoyar el proyecto de ley en el que Oregón prohíbe la terapia reparativa para menores.
Thorpe, también, piensa Paulk debe tomar medidas si quiere expiarse.
“Creo que la gente puede cambiar y que tenemos que reconocer el cambio cuando ocurre,” dijo ella. “Pero a pesar de que John haya personalmente reconsiderado sus puntos de vista, el hecho es que se ha mantenido en silencio y no ha renunciado públicamente al movimiento ex-gay y ha permitido que Anne, su esposa, siga ganándose la vida como un líder ex-gay mintiendo a cerca de su marido y su hogar. Es lamentable que su silencio perpetúe dichas mentiras y los daños causados a las personas LGBT y a nuestras familias. Es bueno que él quiera ayudar a la comunidad, pero no tiene sentido hasta que él hable y ponga fin a las cosas malas que están pasando causadas por tales mentiras ”
“John Paulk tiene sangre en sus manos”, agregó Thorpe, “y él no se merece nuestra aceptación hasta que se detengan los daños que él permite sigan ocurriendo. Luego podrá trabajar por la comunidad no en una manera que sólo lo ayude a él y a su negocio pero de una manera desinteresada y no de auto-promoción. Es hora de llegar a un acuerdo con él y dejar de estar a merced de su propia vergüenza diseminándola a todo el mundo ”
Paulk tiene aficionados locales.
“John es una persona increíble para trabajar,” dijo Jeremy Neel, abiertamente gay catering capitán de Mezzaluna. “Él es muy compasivo, amable, cariñoso, alentador…. Me encanta mi trabajo. Es triste que algunas personas de la comunidad LGBT estén diciendo cosas negativas sobre él y aún no le han dado una oportunidad. Un pasado no debe definir quiénes somos”.
Kurt Granzow, también conocido como “Sister Fiction Krissy” de las Hermanas de la Perpetua Indulgencia, tiene un fondo similar al de Paulk. “Yo estaba en el movimiento ex-gay y era un ministro cristiano conservador durante más de una década antes de que me mudara a Portland y saliera del armario”, dijo Granzow. “He estado tratando de apoyar a John en su proceso de dejar todo eso atrás. Recuerdo lo que era mirarse en el espejo lleno de vergüenza y de odio a sí mismo. El proceso de aprender a ser lo que eres es difícil. He tratado de ser un amigo compasivo”.

LIMPIÁNDOZE

La respuesta por correo electrónico de Paulk a las preguntas de la entrevista PQ sugieren que podría, de hecho, estar en movimiento hacia la aceptación.
“Hasta hace poco, he luchado toda mi vida por no sentirse amado y no aceptado”, dijo Paulk. “He estado en un viaje en los últimos años para tratar de entender a Dios, a mí mismo, y cómo mejor relacionarme con los demás. Durante este viaje he cometido muchos errores y he hecho daño a muchas personas, incluidas las personas que están cerca de mí. También he encontrado un gran número de personas que me aceptan como soy a pesar de mi pasado, las etiquetas, o lo que yo hago. ”
Paulk continuó: “Yo no apoyo el movimiento ex-gay o esfuerzos para tratar de cambiar las personas – especialmente los adolescentes que ya se sienten inseguros y alienados. Siento mucha pena por el dolor que ha causado cuando se malinterpretaron mis palabras. He trabajado en dar generosamente a la comunidad gay en Portland donde trabajo y vivo. Estoy trabajando duro para ser auténtico y genuino en todas mis relaciones”
Activista gay Terry Bean, que reservó Mezzaluna para una fiesta en su casa antes de descubrir las relaciones de la empresa con el movimiento ex-gay, les gustaría ver Paulk hacer mucho más que decir que lo lamenta.
“Personalmente voy a animar a la gente a boicotearlo hasta que rectifique algunos de los daños que ha hecho”, dijo Bean, quien además de su alto perfil de trabajo político es el dueño de frijol Inversión Inmobiliaria. “Él tiene que ir en una gira nacional – para decirle a la gente que es una farsa el ministerio ex-gay y decirle a la gente en todo el país que entiende el daño que ha hecho y que exhorta a los demás a que lo hagan. Hasta que haga esto, creo que es fundamental boicotearlo y a él y a su negocio.
“Es mucho más grande que Oregón,” continuó Bean. “Es el daño que ha hecho a millones de niños – los niños que trataron de” orar el gay afuera ” y cuando no pudieron, se suicidaron. Cada hora que se tarde en hacerlo, habrá niños gravemente heridos por las cosas que se dicen ahí afuera – lo que él se obstina a no contradecir públicamente. Yo no creo que haya ningún grupo que ha hecho tanto daño a los niños homosexuales como Love Won Out. John se encuentra en una posición única para hacer una real direrencia”.
Daniel Borgen aportó información adicional a esta historia

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s