Queer Cristo: Un manual sobre Teología LGBT

Estoy escribiendo un artículo sobre la importancia de definirse, sea como cristiano “gay” o cristiano “queer”. Para mi estos dos conceptos no son necesariamente sinónimos, más aún, creo que se oponen en cierta medida. No sé hasta qué punto en la América Latina estos dos conceptos se conocen al interior de los estudios “queer”. Pero me parece importante méditar en ello.  Mientras termino mi artículo, he aquí una traducción de un artículo que apareció en la revista Vice Canada.

Queer Christ: A Primer on LGBT Theology

Foto del artículo original

El cristianismo es comúnmente considerado por los que no son cristianos como una colección inalterable de cuentos y de maneras para conservar el poder de la parte de ciertas instituciones. No es un secreto que lesbianas, gays, bisexuales y trans* hayan sido los más afectados por la parte sombría del cristianismo tanto en los Estados Unidos, como en otras partes del mundo. Cuando la gente Queer toma en cuenta a Jesús es para hacer bromas (como: ¿Por qué los gays aman a Jesús? Porque estaba suspendido así! (1)). Actualmente, individuos LGBT e individuos identificados como queer están dando otra oportunidad al “drama de la pasión” a través de la teología queer.

Junto a las menciones hechas por respetables críticos culturales como Slavoj Zizek y Terry Eagleton, y junto a la influencia de la Iglesia emergente (un movimiento teológico mundial, radicalmente abierto y no conservador), la teología queer presenta una nueva lectura de las escrituras bíblicas. Es un movimiento que reconoce y explora los fundamentos de género y de sexualidad del cristianismo, al mismo tiempo que ofrece la oportunidad de examinar la cultura vía el pensamiento religioso queer.

Anteriormente confinado a la árida teorización académica, y adornada con mala escritura típica de las grandes ideas, la teología queer actual se presenta como un acercamiento práctico y devocional. Este nuevo acercamiento fue fundado por el Padre “shay” Shannon T.L. Kearns y Brian Murphy, cuyos múltiples proyectos incluyen un campamento de teología en la Casa de la transfiguración (The House of Transfiguration) así como un grupo de lectura bíblica queer.

No se trata de ponderar sobre si la gente LGBT puede encajar dentro de las comunidades cristianas. Al contrario, se trata de crear activamente una nueva teología, una en la cual la Biblia sea interpretada a través de la óptica de las experiencias queers, trans* y gay/lésbicas. Por lo que, cuando se trata de preguntas como: ¿Ama Jesús a los gays? Kearns me dijo: “Francamente voy más allá de ello. Cuando la gente es forzada a continuar la misma conversación no podemos asumir nuestra plena identidad”.

El Padre Shay nació en un cuerpo femenino y fue criado como una mujer en un hogar evangélico, eventualmente llegó a comprender que su vida se vería enriquecida si asumía el género masculino. “Si hubiera nacido como un hombre cisgénero (es decir en un cuerpo masculino e identificándose como “hombre”), habría sido un cabrón  -me dice invocando la tendencia evangélica a criar a los jóvenes, hombres, caucásicos dentro de un estilo conservador-misionero.

La experiencia de Brian Murphy como hombre identificado como queer es similar. Su historia es familiar a toda la gente queer: primeramente rozándose contra la educación religiosa, y después contra los grupos cristianos estudiantiles en los cuales trató de formar parte. Ambos, Kearns y Murphy, se dieron cuenta que eran diferentes a otros cristianos y trabajaron para comprender dónde su universo queer y sus impulsos religiosos podrían coincidir. Antes que alejarse de la religión, como mucha gente LGBT hace, decidieron recrearla.

Pero esto plantea la pregunta: ¿Por qué no sólo darse por vencido y abandonar al Espíritu Santo completamente? ¿Por qué Dios y la Biblia después de todas las fricciones que causan a tanta gente queer?

“El cristianismo es la tradición de donde provengo y dado que es un lugar de opresión para la gente LGBT, encuentro que es un lugar donde es importante trabajar” – Murphy me dijo – “El cristianismo tiene una larga historia de ser usada para el mal, pero también como una fuente de inspiración y liberación. Es un llamado profético por la justicia, para liberar a los esclavos, cancelar deudas… Jesús era antimperialista”. Éste es el mismo revolucionario aspecto del cristianismo sobre el cual los filósofos postmodernos demandan el rescate.

Al contrario de muchos ateos que después de una pizca de duda renuncian a la religión completamente, la incertitud y el cuestionamiento llevaron al Padre Shay a fundar su parroquia. “La duda me sacó de un lugar para llevarme a otro” -dice. Ya sea a través de su cuerpo, a través de la renovación de su fe y gracias a la primera constatación de que – al contrario de los carteles llenos de odio – Dios no odia a los “maricones”. Para él, la duda es un componente crucial de la experiencia religiosa y no una ruptura dawkinesca simplista (2) .

No es sorprendente que la historia del apóstol Tomás sea una de las narraciones bíblicas favoritas de Kearns y que le sirva de ejemplo de interpretación queer. Tomás tocando las cicatrices de Cristo hacen eco a las cicatrices quirúrgicas que muchos trans* sobrellevan. Tomás tocó las cicatrices y la respuesta de Jesús fue tan amable y comprensiva. “Es una lección para mí de ser paciente y gentil con la gente que no puede comprender la experiencia trans* “.

Es el tipo de comprensión que los dos explican en su grupo de lectura queer y en su retiro teológico queer: Campo Osiris. Todo campo de verano es como homoerótico, pero el propósito del campo Osiris es el de trabajar con el militantismo y con una mentalidad sexual positiva para la gente queer. Ser queer y religioso puede hacernos sentir aislados, por lo que el campo también provee una comunidad. “A veces -Padre Shay dice- se siente como si al tratar de fusionar evangélicos y liberales. Me haya puesto en desacuerdo con todo el mundo”.

Esto es lo que hace la teología queer tan importante. Reunir fuerzas aparentemente inconmensurables hace posible un cambio profundo y potente. Por lo general, este tipo de puente entre las diferencias culturales se hace con humor, por lo que no es una sorpresa que en muchos de los temas de la teología queer se den de “puñetazos” a la Biblia. “Nos reímos del hecho de que el Nuevo Testamento sea sobre un chico que salía con doce tipos y una prostituta, o que el Antiguo Testamento se abra con una mujer desnuda comiendo fruta”. Con la plena atención que la teología queer otorga al sexo, al cuerpo, y la apertura, todo se convierte no solamente en algo simplemente humorístico, sino que toma un nuevo significado.

Cuando me di cuenta que mi fe no tenía que ser una reacción -me dice Murphy- Me di cuenta de que la interrogación para el cristiano queer no es de cómo encajar dentro del cristianismo, sino sobre lo que podemos ofrecera él y al mundo.

@ConnerHabib (autor del artículo original)

Notas del traductor :

(1) Se trata de un chiste que hace referencia a la palabra inglesa  Hung  pasado del verboto Hang (colgar), pero también usada de manera coloquial para mencionar el tamaño del órgano masculino : “Why do gays love Jesus? Because he’s hung like this!

(2) Aquí el autor esta haciendo referencia el autor y científico británico Richard Dawkins feroz anticreacionista  y agnóstico que junto a otros autores como Sam harris, hacen frente al exagerado creacionismo y fanatismo religioso evangélico, a veces utilizando un lenguage duro y peyorativo contra la fé.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. ALEXADASG dice:

    si creo que se oponen yo como mujer trans soy diversa no soy queer

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s