Orgullo ex-exgay

Por Zoë Schlanger and Elijah Wolfson

2 Mayo 2014
Traducción en español Alejandro Labonne
Del numéro de Agosto 17, 1998 del Newsweek. Foto de la izquierda por Chris Buck. Newsweek

En un martes en la tarde, hace casi 14 años, John Paulk entró en un bar gay en Washington D. C.
En otra época, Paulk hubiera encajado perfectamente en ese sitio. Pero en 2000, la vida como individuo abiertamente gay había quedado muy atrás de él. Él era entonces uno de los más prominentes autoproclamados ex-gais en los Estados Unidos, tan sólo dos años de distancia de su aparición en la portada de Newsweek posando con su sonriente esposa para un artículo sobre la terapia de reconversión gay.

A 34 años, Paulk había pasado los últimos 13 implicado en Exodus International, una de las más grandes y de las más influyentes organizaciones ex-gay en el mundo. Se casó con una ex-gay, Anne y juntos se elevaron de entre las filas convirtiéndose en líderes y eventualmente en el rostro de un movimiento que atrajo a miles con el mensaje de que si se trata lo suficiente los gais y las lesbianas pueden convertirse en felices heterosexuales. “El cambio es posible” era su grito de guerra. Tan sólo se necesita rendirse a Dios. ! Mírenos! – decían en salas con miles de personas- !Miren cuán felices somos!

“Estuvimos en todas partes del planeta. Nos presentamos en todo programa de televisión, en las revistas: People, GQ, Time, Newsweek ; en todo periódico. Escribimos tres libros, hicimos una gira por Europa” Paulk nos dice. Hoy Paulk es abiertamente gay de nuevo, divorciado y administrando una empresa de restauración en Portland, Oregon. Pero a fines de los noventa y principios del 2000, se esforzaba para mantener la puerta del armario cerrada mientras predicaba un mensaje de liberación ex-gay desde su interior. Exodus International era más grande que nunca sirviendo como organismo paraguas para cientos de organizaciones ex-gay repartidas a través de varios países, algunas de las cuales practicaban la terapia de reconversión y en todas se predicaba un mensaje de “sanidad” del “problema de desarrollo” gay a través de la oración.

Organizaciones de extrema derecha incluyendo Family Reaserch Council y American Family Association reunieron 600 000 dólares para anuncios promocionales sobre la eficacia de la terapia de reconversión en el New York Times, USA Today, Washington Post, Wall Street Journal, Los Ángeles Times Y Chicago Tribune. Anne y John Paulk sonreían en desplegados de toda una página.

Frente a las masas y las cámaras, Paulk era la imagen misma de la certitud, pero detrás del escenario, vacilaba, más que eso sabía que estaba mintiendo.

“Es chistoso, los que que trabajamos al interior, a puertas cerradas, sabíamos que no habíamos cambiado realmente” dice “nuestras situaciones habían cambiado, nos casamos y algunos teníamos hijos, por lo que nuestros roles habían cambiado. Era un esposo y padre, esa era mi identidad; la homosexualidad se encontraba aplastada, pero no puedes aplastarla indefinidamente, ella encuentra al final su camino de regreso.”

Cuando Paulk entró en el bar gay en 2000, alguien lo reconoció y llamó a Wayne Besen un militante gay que ahora dirige un organismo no lucrativo Truth Wins Out. Besen se apresuró a ir al bar y le tomó una foto. Durante el escándalo que surgió, Paulk al principio pretendió que había entrado para ir al baño sin saber que era un bar gay, pero tan sólo anhelaba encontrarse en un ambiente acogedor.

“No fui al bar gay para buscar sexo, como mucha gente creyó, sino porque extrañaba mi comunidad. Buscaba sentarme en un lugar con gente con la cual sentirme cómodo, es decir con gente gay”. Paulk dice.” Aun así continuó aceptando contratos para dar conferencias, para 2003, estaba exhausto.

“Cuando me encontraba en un hotel, me tendía en la cama, boca abajo sollozando y llorando.” Dice. “Me sentía como un mentiroso y un hipócrita. Teniendo que salir y dar esperanza a toda esa gente. Me encontraba desesperado sabiendo que lo que les estaba diciendo no era completamente verdad. No podía continuar más.”

Incluso en sus inicios, La filosofía de Exodus – que la atracción hacia personas del mismo sexo quiere decir que se está de alguna manera “descompuesto” y que se puede “arreglar”- , fue minada por la realidad de las acciones de sus miembros. Micheal Bussee y Gary Cooper, dos de sus cofundadores dejaron el movimiento en 1979 para establecer una relación de pareja. Después de esto, Bussee ha luchado activamente contra el mensaje de Exodus. John Evans, uno de los fundadores de Love in Action (LIA), un ministerio ex-gay que ayudó al establecimiento de Exodus en 1974, dejó LIA después de que un amigo suyo se suicidara a causa del dolor al ser incapaz de cambiar su orientación sexual. ” Están destruyendo la vida de la gente” dijo Evans al Wall Street Journal en 1993. “están viviendo en un mundo de fantasía.” (Después del incidente LIA cambio su Nombre por el de Restaration Path).

Pero fue un tiempo, en el principio de los ochenta hasta mediados de los 2000, cuando el movimiento ex-gay parecía florecer. Por una parte los ya mencionados anuncios publicitarios y las grandes masas de asistentes a las conferencias y otros eventos. La Exodus Global Alliance (la rama internacional de Exodus) establecería ministerios en 18 países y en 2006, el presidente Georges W Bush invitó Alan Chambers, presidente de Exodus, y Randy Thomas, director de membresía a la Casa Blanca para presionar a favor de la iniciativa del presidente buscando establecer una prohibición constitucional contra el matrimonio gay. La tendencia hacia la derecha del conservatismo americano y el debate sobre el matrimonio gay impulsaron organizaciones extremas como Focus on the Family, que estaba estrechamente conectada con Exodus, bajo los reflectores de los medios de comunicación una y otra vez.

Pero todo el financiamiento de la derecha y la rápida expansión no hicieron que apuntalar una decadente y envejecida institución. Una serie de escandalos dañó el barniz de éxitos de dicho movimiento.

Primero vino la foto de Paulk en el bar gay, después, en 2003, Micheal Johnson, fundador del “Día nacional de libertad de la homosexualidad” fue encontrado culpable de haber infectado con el VIH hombres con los que había tenido sexo no protegido. John Smid, que se unió a LIA en 1986 y que eventualmente se convirtió en su director ejecutivo, dejó la organización en 2008. Tres años después, Smid escribió en su blog que “nunca encontró un hombre que haya experimentado un cambio de homosexual a heterosexual ” y que la reorientación es imposible, porque ser gay es intrínseco.

Y entonces todo se desintegró aun más. En 2012, el psicólogo Robert Spitzer – uno de los profesionales que lidereó la lucha para que la Asociación Americana de Psiquiatría desclasificara la homosexualidad como enfermedad en 1970-, se retractó de un estudio suyo, publicado en 2003, y frecuentemente citado por la comunidad ex-gay, que concluía que algunos altamente motivados individuos podían cambiar su orientación sexual. Spitzer escribió una letra de disculpas a los miembros de la comunidad LGBT que perdieron tiempo y energías en terapias de reconversión.

Para ese momento, las políticas en Exodus habían dado un giro “renunciamos y prohibimos las terapias de reconversión” decía en 2012 Chambers a Newsweek . Y hubo una enorme separación al interior de Exodus. Muchos miembros que tenían un acercamiento más conservador para ese momento ya se habían retirado para formar Restored Hope Network . Anne Paulk, la ex esposa de John, fue una de las que se fueron. Actualmente es la directora ejecutiva de Restored Hope, cuyo sitio web nos regresa a los primeros días de Exodus afirmando que aquellos con atracciones hacia personas de su mismo sexo están descompuestos y pueden convertirse en lo que deberían ser bajo la guía de Jesucristo. A pesar de que la dirección de Restored Hope está formada casi por completo de antiguos miembros de Exodus, el sitio web no menciona en lo absoluto a ésta organización.

Anne Paulk no respondió a las preguntas de Newsweek, aunque envió por correo electrónico una declaración en la cual afirma: ” Nosotros en Restored Hope somos felices al continuar aayudando aquellos que buscan ayuda para alinear su vida con una clásica ética sexual cristiana. Si algunos escogen regresar a la homosexualidad, otros han escogido dejar esa vida y auge. Mi vida sería un ejemplo de estos últimos. ”

Los miembros de Exodus International que estaban en la junta directiva cuando Chambers anunció su renchazo de las terapias de reconversión permanecieron en sus puestos hasta junio 2013, cuando Chambers cerró las puertas definitivamente. Según Chambers una vez que se dio cuenta que no habría manera de separar Exodus de su “sórdido pasado”, la única opción era cerrar las puertas. Al disolver el organismo, Chambers publicó un comunicado de prensa pidiendo disculpas afirmando: ” Pido perdón por el dolor y el daño que muchos de entre ustedes experimentaron. Pido perdón por los años de vergüenza y la culpa que muchos atravesaron cuando sus atracciones no cambiaron. Pido perdón porque promovimos esfuerzos por el cambio y terapias de reconversión que estigmatizaron a los padres.”

Hoy, Chambers dice que el énfasis de Exodus en la terapia de reconversión no fue planeado y salió fuera de control. “Nunca me gustó el término ex-gay” dice “nunca quise ser un ex-gay. Tan sólo quería que Exodus fuera una organización que ayudara a la gente a vivir congruentemente sus metas y su vidas.”

Otras organizaciones, sin embargo, han llenado el vacío dejado cuando Exodus despareció. La red Restored Hope ha tomado el manto conservador cristiano. Y en octubre 2013, un nuevo grupo Voice of the voiceless organizó su “First Annual Ex-gay Awarness Dinner and Reception” que atrajo alrededor de 60 líderes cristianos y individuos ex-gay.

También está Jews Offering New Alternatives for Healing (JONAH) antiguamente Jews Offering New Alternatives to Homosexuality. Una organización no lucrativa creada en 1999 por dos padres con hijos gais. En noviembre 2012, The Southern Poverty Law center (SPLC) demandó JONAH y uno de sus consejeros en representación de cuatro hombres sometidos a una terapia de reconversión a fines de los 2000. La demanda alega que JONAH violó una ley de New Jersey concerniente a los consumidores (New Jersey’s Consumer Fraud Act) al usar prácticas inválidas para tratar de “corregir algo que no necesita corrección.”

JONAH dijo a Newsweek por correo electrónico que no “corrigen nada”. Según sus codirectores Elaine Berk y Arthur Goldberg, “JONAH dirige individuos hacia consejeros independientes que emplean técnicas usadas frecuentemente para ayudar a una persona a hacer frente a situaciones dolorosas en sus vidas. Dichas técnicas han sido diseñadas para ayudar al individuo a sentirse mejor consigo mismo y a vivir una vida congruente en relación con sus creencias y con sus valores personales. El resultado es una disminución frecuente de su, no deseada, atracción por la gente de su mismo sexo. ”

En 2013, la Corte superior de New Jersey rechazó la proposición de JONAH queriendo descartar la demanda. Sam Wolfe SPLC Abogado principal, espera que el caso irá a juicio a principios de 2014, Wolf señala que desde que la demanda salió a la luz otros individuos se han acercado a SPLC con casos potenciales.

Mientras tanto, criticas dirigidas hacia JONAH también han venido del interior de la comunidad religiosa, cuando la demanda fue presentada, el Consejo Rabínico de América (una de las organizaciones ortodoxas Judías más importantes e influyentes en los Estados Unidos) inmediatamente tomó su distancia reafirmando que, basados en la evidencia científica actual, no endorsan la terapia de reconversión (por otro lado, the Torah Declaration  una declaración firmada por varios prominentes miembros de la derecha religiosa judía apoya JONAH) .

Por último,  la National Association for Research & Therapy of Homosexuality (NARTH) fundada en 1992 por el psicólogo Jospeh Nicolosi. NARTH se considera la principal organización no religiosa defensora de la terapia de reconversión. Cuenta con cientos de bien acreditados profesionales de la salud mental en sus rangos y ha publicado numerosos artículos sobre el sujeto. Pero también ha recibido golpes en el ojo público recientemente. En 2007, uno de sus terapeutas afiliado, Chris Austin, fue reconocido culpable de haber agredido sexualmente un cliente y fue sentenciado a 10 años de cárcel en 2010 ; en 2010, un miembro del comité ejecutivo de NARTH George Rekers alquiló un prostituto hombre como acompañante durante unas vacaciones de dos semanas en Europa; y en 2012, The Internal Revenu Services anuló el estatuto de NARTH como organismo no lucrativo por no haber llenado los documentos como es debido.

Paulk dejó Exodus en 2003. Es precavido “de no hablar por todos”, pero dice que en sus más de dos décadas observando gente someterse a una terapia ex-gay, “la larga mayoría” que él conoció “no cambiaron ni jota”. Paulk permaneció en silencio durante una década hasta que publicara una petición oficial de disculpas el año pasado. ” Sé que innumerables personas fueron heridas por cosas que dije e hice en el pasado” Paul escribió en su declaración. “lo siento mucho, de veras, por el daño ocasionado.”

Hoy Paul cree firmemente que ningún niño o adolescente debería ser expuesto a cualquier tipo de tratamiento para cambiar su orientación sexual. Por otro lado, dice, un adulto debe tener el derecho de seguir la terapia de su agrado. ” Si escojo ver a un terapeuta porque me siento inconfortable con mis sentimientos homosexuales o atracciones y no siento que estos sean compatibles con lo que percibo como razón de ser, debería tener el derecho a determinar el curso de mi terapia ” Paulk dice. “Sin embargo, marco la línea cuando se trata de niños .”

La tragedia con la que Paulk vive hasta este día es que organizaciones como JONAH con frecuencia se concentran en los minores con campos de verano y programas para adolescentes. “Durante 25 años me sentí culpable y lleno de auto aborrecimiento tratando de rechazar esta parte de mí mismo. Soy culpable al haber esparcido el mensaje de que mi sexualidad había cambiado y utilicé mi matrimonio como prueba de ello” Paul dice.

El matrimonio terminó recientemente, Anne y John ahora comparten la guardia de sus tres hijos adolescentes. A 51 años, Paulk vive abiertamente como hombre gay por la primera vez desde que entró al ministerio ex-gay a los 24 años. Paulk dice que a pesar de que su decisión de vivir una vida sincera en relación consigo mismo fue difícil y fue acompañada de riesgos significativos (uno de los cuales fue la ruptura de su familia), valió la pena. Durante sus 10 años de silencio, Paulk ingresó en una escuela culinaria y abrió una compañía de restauración en Portland. Ahora dice que esta “floreciendo”.

La historia de Paulk hace eco a muchas otras de aquellos cuyas vidas fueron dañadas por la vergüenza, la culpa y el odio interiorizado que marcó su participación en una terapia ex-gay la cual superaron para eventualmente vivir su verdadero yo LGBTQ. En 2007, el sitio web Beyond Ex-gay fue fundado por Peter Toscano y Christine Bakke, ambos fueron parte de Éxodus. El sitio recoge narrativas personales de “ex-ex-gais”. entre ellos se encuentra Darlene Bogle quien fuera un líder de Exodus hasta 1990, cuando se enamoró de una mujer que atendía uno de sus reuniones ex-gay.

“había demasiados lideres (en Exodus) que se sentían aún  gais, pero que no podían admitirlo” Boogle dice a Newsweek “aprendimos a mentir.”

Como muchos, Bogle quería tanto cambiar su orientación sexual que se convenció ella misma que si tan sólo seguía diciendo ser un ex-gay y sin tener relaciones sexuales con una mujer, entonces lo sería en verdad,  “pero las cosas que haces no cambian lo que eres.” Dice. “Incluso si no soy en ningún modo sexual, seré aun así una lesbiana”.

Bogle se arrepiente también del rol que jugó en Exodus.

“Al tratar de ayudar infringí inconmensurable daño” Ella dice. “Es como cuando un niño es molestado y tiene que vivir con eso toda su vida; Continuar a ser dañado incluso si pasó hace años. Creo que es muy parecido a lo que sucede cuando alguien se envuelve un ministerio ex-gay.”

La posición de Bogle y Paulk son compartidas tanto por funcionarios de la salud que por los legisladores. En este momento, legisladores estatales alrededor de los Estados Unidos están comenzando a impulsar normas que protejan a los menores de tales daños potenciales. Tanto en California como New Jersey se han oficialmente prohibido las terapias ex-gay para menores. En Washington un proyecto de ley ha sido aprobado 94 votos a favor y 4 en contra en la cámara de diputados y espera la aprobación del senado estatal. Una ley similar fue introducida al principio de este año en New York y espera ser votada. Otros legisladores han anunciado que impulsaran leyes anticonversión en Florida, Minnesota, Ohio y Pensilvania.

En un plano individual, muchos ex-gais están tratando de reparar los daños que ellos creen haber causado siendo cómplices del mensaje ex-gay. Bogle, de su parte ha escrito dos libros sobre el hecho de que ser gay y ser cristiano no son mutuamente excluyentes.

“Estoy tratando de volver atrás y de brindar salud a aquellos que creyeron mi mentira”. Ella dice. “Me tomara toda la vida. Tan sólo espero que Dios me deje vivir lo suficiente para poder hacerlo”.

Mientras tanto Paulk espera que su historia aliente otros a vencer el miedo y la incertitud. “Es difícil, pero vale la pena al final del día por la paz que resulta de ello. Sé puede ser feliz en el otro lado.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s