El movimiento exgay contraataca: La exportación del movimiento exgay en América Latina

William Wilberforce (1759 – 1833) joven político británico convertido al evangelismo – cuando éste significaba un cambio radical en materia de implicación social y espiritual y no a inversa como hay en día – libró una batalla que duraría más de una década para abolir el comercio de esclavos en Inglaterra. Muchos ciudadanos y políticos estaban de acuerdo con su punto de vista sin embargo, a pesar de ese apoyo moral, pocos políticos lo apoyaron en la magistratura y la ley contra el comercio de esclavo nunca pasó una votación durante casi 26 años.

Como en toda economía mundial la respuesta es simple: la exportación.
La sociedad británica tenía como una de sus principales bases económicas el comercio de esclavos por lo que pocos podían apoyar la abolición de la esclavitud a pesar de reconocer el sufrimiento que éste infligía sobre otros seres humanos. Después de múltiples intentos infructuosos, Wilberforce y su equipo intentaron otra estrategia: atacar la economía basada en el comercio de esclavos antes de proponer de nuevo la ley abolicionista, por lo que propusieron una ley que a primera vista parecía patriótica y anti Francia, pero que indirectamente dejó los navíos británicos del comercio de esclavos sin protección contra el pirateo. No sería que después de los estragos que dicha ley ocasionó en el comercio de esclavos que la ley anti abolicionista pudo ser aprobada.

En pocas palabras: Dinero mata las buenas intenciones, incluso las más cristianas.

… por el momento la exportación de lo ex gay tiene como meta
Latinoamérica.

Cuando Alan Chambers declaraba que 99.9 % de gais en una organización o terapia ex gay no cambiaban realmente de orientación sexual para después cerrar las puertas de Exodus Internacional – la más importante organización ex gay en el mundo, Chambers se encontraba libre de toda presión económica y política. Exodus sufría en ese momento las consecuencias económicas y políticas del cambio que al interior de la población evangélica estaba ocurriendo en relación al movimiento ex gay; nada podía ir peor, ahora sí, Chambers podía expresar su opinión del movimiento ex gay y sobre la manera en que éste había sido utilizado – con su acuerdo – por organizaciones políticas; ahora sí, podía expresar sus reservas y dudas en torno a las terapias de reparación: Chambers ya no tenía nada que perder, el daño económico y político contra Exodus era una realidad.

… Porque una organización si extensa y mundial como Exodus Internacional, con sus conferencias, publicaciones, terapias y terapeutas, personal, etc. Cuesta y cuesta mucho. Y el dinero desde hace varios años se hacía cada vez más escaso.

Pero Exodus, si bien fue la más importantes organización ex gay, no es la única, quedan muchas otras que son y fueron mucho más radicales en su perspectiva del cambio de orientación sexual.

Y de nuevo la cuestión de dinero: ¿Cómo estas organizaciones ex gay que aún existen pueden encontrar el apoyo económico necesario para sobrevivir cuando en los Estados Unidos la clase política las ha abandonado para concentrarse contra otros “monstruos morales” más atractivos para los votantes y los donadores?

No es por nada que actualmente líderes y personalidades ex gay desean ser más visibles en Latinoamérica. Por ejemplo, México con sus 80 millones de habitantes, país altamente cristiano y en el cual el evangelismo crece, ofrece alrededor de 20 millones (más o menos toda la población de Canadá) de individuos capaces de consumir ex gay: terapias, libros, conferencias, etc. (aunque 60 millones vivan en la pobreza) Y qué decir de Venezuela, Chile, Perú, Argentina, España, etc., etc.

El dinero está allí – y dentro de algunos años será en China. Pero por el momento la exportación de lo ex gay tiene como meta Latinoamérica.

El movimiento ex gay existe en América latina, España Portugal y Brasil desde hace varias décadas, pero regularmente se trataba de individuos y no de grandes personalidades americanas que se ocupaban. Ahora parece que las estrellas del movimiento ex gay se preocupan por nosotros : Labarbera, Michael L. Brown, Richard Cohen entre otros.

En pocas palabras: El dinero ahora está ahí en América latina y el movimiento ex gay lo sabe.

Debemos estar vigilantes.

¿Y para cuándo un organismo iberoaméricano que monitoree el movimiento ex gay en la región como Exgay watch, Box Turtle Bulletin  y Truth Wins Out lo hacen en EEUU ?

Otros vínculos :

http://www.truthwinsout.org/blog/2011/04/16242/

http://www.milenio.com/region/iglesia-cura-homosexuales_0_271772877.html

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s