Solía ser el líder de un ministerio exgay. He aquí por qué apoyo a la gente en matrimonios igualitarios

 

Esta letra de opinión fue escrita por Alan Chambers (@AlanMChambers), antiguo presidente de Exodus International después de la decisión de la corte suprema americana en favor del matrimonio igualitario. Chambers, durante años, como líder del organismo exgay más grande e importante de los Estados Unidos (Exodus International), se opuso no sólo al matrimonio entre personas del mismo sexo, sino a casi todo derecho civil y social de las minorías sexuales. Con el tiempo su punto de vista cambió, lo que lo llevo a pedir disculpas a los que fueron heridos por su trabajo dentro del movimiento exgay y cerrar definitivamente Exodus international.  

Apareció en el The Washington Post el 26 junio

Alan Chambers

Leslie y yo dejamos de seguir las noticias hace cinco años cuando nos deshicimos del cable. La televisión se había convertido en una costosa perdida de tiempo. Pagábamos casi 200$ dólares cada mes cuyo único beneficio que sacabamos parecía ser un dedo gordo más fuerte.

Las noticias eran siempre las mismas. La nunca cambiante batalla entre aquellos por o contra las derechos de los gais, los incesantes comentarios sobre si el presidente Obama estaba asesinando o salvando los Estados Unidos y la creciente separación entre los partidos políticos. A veces lográbamos escuchar algo sobre el culo de Kim Kardashian.

Debido a que habíamos renunciado a las noticias y a todo show con comentarios, con frecuencia nos sentíamos muy desfasados de las conversaciones sobre tópicos de actualidad. Si no hubiera sido por los #hashtags en Twitter hubiéremos quizá pasado al lado de cosas como el reciente temblor en el Nepal o la matanza en Charleston. No es que Leslie y yo nos desinteresemos sobre estas cosas, es tan sólo que no creemos que ver a gente discutiendo sea benéfico.

He pasado mi vida escuchando argumentos en ambos lados de los polos en materia de derechos gais y hice más que mi parte en alimentar tales argumentos. En 2008, dejé todo esto detrás porque me di cuenta que yo era parte del problema y no de la solución. Pesé que estaba tratando de solucionar mi percepción del problema al luchar a favor del FOR (Federal Marriage Amendement).

Por desgracia, estaba tan sólo caminando en el estéril camino de la ansiedad y la guerra al estar, para ser exacto,  luchando contra TODO lo que era gay. Incluyendo cualquier remanente gay dentro de mí, un líder dentro del mundo exgay.

No viví un simple cambio de punto de vista político. El matrimonio igualitario no es un asunto político para mi. Es un asunto relacional. No se trata de política, sino de gente.

Alan Chambes

Mientras escribo, gente en todas partes están reaccionando a la decisión de la Corte suprema sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y conozco muchos dentro del campo que solía dirigir que se están preparando por una guerra organizada o al menos una especia de guerrilla religiosa en los medias sociales. Permanecí sentado durante horas esta mañana tratando de escribir un mi cuenta twitter pero no pude.

Como alguien que alguna vez caminó en los salones de congresos y asistió a pequeñas reuniones en la Casa Blanca, todas centradas alrededor de mi posición religiosa contra el matrimonio igualitario, no pude incitarme escribir exactamente lo que sentía con tan sólo 140 caracteres, necesitaba al menos 940 palabras.

Antes vivía con miedo de toda cosa gay y confundía mi homofobia religiosa con la pasion por la verdad divina, ahora puedo honestamente decir al respecto que no me siento ansioso del todo, lejos de aquel espacio de miedo, me di cuenta que estaba viviendo en real esclavitud el miedo de decepcionar a Dios, de fallarle.

Tenía miedo de que la gente fuera al infierno porque no trabajé arduamente para salvarlos. Tenia miedo de que Dios dejara de bendecirme, o peor aun, me castigara al no representarlo debidamente. Tenia miedo de ser catalogado como gay y ser expulsado por haberme preocupado de los expulsados.

Pero me arrepentí. Cambié mi manera de pensar. Escogí cree en la verdad acerca de Dios – que de verdad es un Dios de gracia y amor. Escogí ser libre. Amar sin reservas, comenzando conmigo mismo y los otros. Escogí aceptar en vez de rechazar.

Escogí escuchar primero, siempre. Escogí cerrar la boca al darme cuenta que no tenía nada que decir. Escuchar y estar presente es, la mayor parte del tiempo, lo mejor a hacer. Me di cuenta que la historia de Leslie y mía es eso, nuestra historia.

Cambiar mi manera de pensar me llevó a sugerir el cierre de Exodus International, a este día, casi dos años. Arrepentirme me condujo a pedir disculpas por todo lo que pude haber pensado a un grupo de personas que necesitaban que alguien, cualquiera que hubiera alguna vez sido líder, les pidiera disculpas. Conocer la verdad, que Dios es amor y lleno de gracia, me liberó.

Por lo que, mientras que las batallas continúan – porque siempre lo hacen -, sé que hay muchos cristianos que elegirán aceptar el cambio, que orarán por una comprensión más profunda, que se centrarón en un Dios que nos desafía a ser como Él : llenos de amor y ansioso de nada. Habrá cristianos que, al igual que Leslie y yo, verán esto como una maravillosa oportunidad para no hacer otra cosa que cumplir con las leyes de Dios : amarlo a Él y amar a la gente.

Mis oraciones futuras serán para los que temen las consecuencias de la decisión que fue tomada hoy. Aquellos que se sienten como su hubieran perdido su país y que el mal ha ganado. Como alguien que una vez se sentió así creo que puedo orar por ellos con gran comprensión y empatía. Mi oración no será para que cambien de opinión sobre cualquier cosa gay. Mi oración será para que se arrepientan del miedo.

El amor perfecto echa fuera el temor. El amor nunca falla. Espero que el 60 por ciento de los estadounidenses que ganaron hoy recordarán al 40 por ciento que se sienten como si hubieran perdido. Esto es realmente una oportunidad para la mayoría de hacer al otro mucho mejor mejor de lo que alguna vez el otro les hizo a ellos. Creo que esto puede suceder porque lo que encontré como un ex líder religioso conservador  en la gente a la que una vez me opuse fue amor, aceptación, afirmación y amistad. Es hora de poner fin a la guerra. Es hora de que la paz y descanso. Para los cristianos, creo que el Evangelio lo exige. Nunca ha habido un mejor día para ello que hoy.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s